Para disfrutar el Centro Histórico hay que caminarlo

Para disfrutar el Centro Histórico hay que caminarlo

Hace un par de años cuestioné y critiqué la iniciativa del alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, por las modificaciones que había realizado en el Centro Histórico, sobre todo en las calles Lucio y Enríquez, donde había habilitado zonas peatonales y de descanso con la única acción de pintar en el pavimento las mismas, poner unos maceteros, unas tablas para sentarse y ya.

Mi crítica no fue por haber destinado las zonas de pacificación urbana, sino a que si se consideraban acciones adecuadas, planeadas y necesarias, pues entonces no era posible que sólo hicieran algunas pintas en el pavimento. Las acciones hay que hacerlas permanentes o mejor no hacerlas, pues con la tibieza de marcar el pavimento, sonaba a que estaban tentando el agua a los tamales para ver cómo reaccionaba la ciudadanía.

Ahora, cuando por fin están haciendo lo que pudieron hacer desde un principio, hay muchas voces que se oponen a la medida. Críticos lo consideran antiestético, poco funcional, que es una mentada hacer más angostas las calles, etc, etc. En lo personal creo que no se puede calificar en contra esas medidas hasta que no esté terminada la obra. Lo antiestético cae en la subjetividad, a algunos les puede gustar y a otros no. Lo funcional depende de funcional para quién, para los autos o para los peatones. Cierto, pierden los autos pero ganan los peatones, pero ¿Unos valen más que otros?

Hay muchas razones por las cuales se puede afirmar que la remodelación del Centro Histórico de Xalapa es adecuada, pues hará del centro un lugar más amigable para caminar y reactivará la economía de la zona. He visitado muchas ciudades del país y cuando voy a sus Centros Históricos los camino, no los recorro en auto. Recuperar el centro es una buena medida. Y si me gusta o no la remodelación, o si le gusta a Usted o no que los bolardos sean de concreto y no de fierro fundido, si quería Usted los farolillos grises y no verdes, si quería Usted los carriles un poquito más anchos, o lo que guste y mande, pues ya es otra cosa muy distinta que cae en la subjetividad, no en la razón con sustento.

BIEN POR EL GOBIERNO DEL ESTADO que dio cumplimiento a una resolución judicial para que elementos de Seguridad Pública efectuaran un lanzamiento en el predio La Palma, del municipio de Misantla.

La diligencia se realizó en acato al Incidente de Inejecución de Sentencia que solicitó el Juez Segundo de Distrito en el Estado, relativo al Juicio de Amparo Indirecto 181/2012, que se desprende del Juicio Ordinario Civil 254/2000/II, radicado en el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Misantla.

En la ejecución del mandato judicial alguien les dio el “pitazo” a los vecinos de que serían desalojados de los terrenos que hace más de 50 años han ocupado como posantes y de inmediato más de un centenar de habitantes del lugar se alebrestaron y muy temprano se fueron a la carretera y la taparon a la altura del Puente del Río Chapa Chapa. Ahí levantaron barricadas, quemaron materia seca para impedir el paso de las patrullas y esperaron la llegada de la fuerza pública. Sin embargo, lo anterior no les sirvió de nada, pues la fuerza pública llegó, la mayoría se espantó y salió corriendo, por lo que con facilidad los agentes de Seguridad Pública quitaron las barricadas, pasaron y empezaron el desalojo. Finalmente, en plena tranquilidad, los elementos de Seguridad Pública tomaron las debidas precauciones y no se registraron lesionados.

Es importante anotar que esta misma diligencia se había intentado ejecutar en 22 ocasiones desde el año 2011, pero ya sabe, casi siempre pesa más lo político que lo debido. Que fue una acción difícil… lo fue. Que fue legal… también lo fue.

@atticuss1910

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.