Javier Duarte corrompió líderes sociales, sindicales, dueños de medios, periodistas

Javier Duarte corrompió líderes sociales, sindicales, dueños de medios, periodistas

Interesante el artículo que el pasado viernes publicó el académico de la UV, Alberto Olvera, en el diario Reforma, “Duarte como espectáculo” lo intituló…les dejamos un fragmento del mismo, en el que señala que todos le entraron a ‘la piñata’, hasta los sacrosantos comunicadores que hoy se ‘espantan’ con las ‘cajas chinas’ y ‘el odio revanchista’ de Yunes Linares ¡si, ajá!...chequen: “Duarte no representa un caso excepcional y extremo de la disfuncionalidad del Estado mexicano, sino que es un ejemplo paradigmático de su verdadero carácter: un régimen autoritario-electoral que se funda en la corrupción sistémica de la clase política en su conjunto, en el sometimiento de los poderes legislativo y judicial al ejecutivo y en la anulación política de los organismos autónomos. El pecado de Duarte fue abusar de las reglas del sistema, no oponerse a ellas. Duarte puso al gobierno del estado a trabajar para el PRI y le aportó grandes cantidades de fondos públicos en las elecciones federales y estatales; pagó a altísimos precios la obediencia de los diputados de todos los partidos a sus caprichos; compró las voluntades de líderes sociales, sindicales y empresariales, dueños de medios de comunicación y muchos periodistas, todo con dinero público. Pactó con el crimen organizado en una forma caótica y desordenada, según las presiones recibidas, y la violencia consumió al estado convirtiéndolo en una enorme fosa clandestina. Esta estrategia de control político delincuencial, en el sentido de basarse en la corrupción generalizada y en pactos criminales, no es diferente de la que caracteriza al país en su conjunto. Por tanto, juzgar a Duarte es juzgar al régimen”